Y las montañas hablaron

Y las montañas hablaron by laKriticona“Es importante saberlo, conocer tus raíces, donde empezaste el camino como persona. Si no lo sabes la vida se vuelve un poco irreal. Como un rompecabezas, vous comprendez? Como si te hubieras perdido el principio de la historia y ahora estuvieras en la mitad, tratando de entender qué pasa”

Qué decepción de libro. Yo pensaba que Khaled Hosseini era uno de esos escritores que no fallaba. Después de dos novelas tan bonitas, tan llenas de magia que llegan a rozarte el alma, como Cometas en el cielo y Mil soles esplendidos, pensaba que sería imposible que Hosseini no me emocionara con cada palabra que escribiera. Aunque sólo fuera: “Cita con el médico a las seis”. Pero no, me equivoqué. Y cuando las montañas hablaron no sólo es la más floja de las tres que llevan su firma, también es una novela absolutamente prescindible, que no te cuenta nada. Porque a veces no se trata sólo de escribir bonito, sino de contar cosas. Y aquí el afgano falla: Y las montañas hablaron está lleno de letras pero vacío de todo lo demás.

Que Hosseini es un fantástico contador de historias es algo innegable. Y eso queda patente una vez más. Se palpa en este libro (la fábula del inicio es muy Hosseini, te abre el apetito, pensando que te vas a comer otra delicia, pero al rato descubres que no, que era un espejismo del desierto, que ese apetitoso plato que veías en la distancia sólo era la fotocopia mala del dibujo de un centollo). Y las montañas hablaron cuenta la historia de dos hermanos separados muy pequeños. Pero en sus páginas no busques su lucha por encontrarse. Sus heridas. No están. Sólo encuentras las historias que tiraron de sus brazos en sentido inverso, pero no su historia, la de Pari y Abdulá, esa que le daría sentido a todo lo demás.

Eso sí, el autor lanza hilos e hilos al aire. Hilos que con nada se atan y quedan así, en medio, sueltos, desparejados, ridículos. Otra cosa en la que falla, para mí, es que no se pueden presentar personajes ni subtramas en la página trescientos si estos no van a aportar nada al devenir de los personajes ni la historia (es que mucha fuerza o un cambio de giro brutal ha de tener un personaje para introducirlo a esa altura de una novela…). Lo único que hace es aburrirte, desconectar, pensar: “¿Qué narices me importa a mí todo esto?”.

Sólo dos personajes, el tiastro, Nabi y la poetisa, Nila, tienen fueza, laten un poquito, son diferentes, como si pudieras alzar los ojos y encontrártelos ahí, con sus miserias y rutinas, con su dolor a cuestas. Eso y descubrir un Afganistán que parece de mentira. Con música, piel de mujer al aire y libertad. Porque yo no he conocido otro Afganistán que no sea el del burka y el Kalashnikov y me cuesta creer que en algún pliegue de la historia existiera aquel del que habla Hosseini. Ese contraste provoca un nudo en la garganta.

Lo demás, nada, ni una pizca.

Todo hilos sueltos, insisto. Falta de trama (y un error de partición, por cierto, en la página 303 de la edición rústica: ha-zlo). Un relato desordenado e ininteligible. Como lector quiero vivir lo que pasa mientras pasa, no que el autor me lo ordene bajo la premisa de la causa y el efecto cuando se mira desde la perspectiva del tiempo. No. Yo quiero tener miedo de que algo ocurra. Sentirlo. Vivirlo (ahí está la maestría de un buen escritor, que te mete de lleno en la acción, aunque su novela sea de personajes y apenas pase nada, pero aún así pase). Así, como hace Hosseini en esta novela, no te metes en la piel de nadie. No hay ningún actor principal que te desgarre. Y por eso llama tanto la atención, porque Hosseini es capaz de eso. Lo consigue en Cometas en el cielo y en Mil soles esplendidos. Aquí no. Aquí flojea muchísimo. Y, ¿la verdad?, es una pena porque talento tiene de sobra para hacerlo. Porque un libro puede gustarte más o menos, pero al menos gustarte. Este no es el caso. Por eso digo que Hosseini falla. Y sorprende que alguien con su talento y ternura lo haga.

10 pensamientos en “Y las montañas hablaron

  1. Es un libro que tengo pendiente de leer y tenía muchísimas ganas de ello.. lo compré hace poco.. me sorprende muchísimo la crítica.. porque los dos primeros libros aunque tenían momentos duros que me costó tragar (por la dureza y el sufrimiento) fueron libros inolvidables.. que bajón al leer la crítica.. aún así me voy a leer el libro por supuesto!

    • Hola Kristina! El problema de este libro es que, quizá, como las (mis) expectactivas en Hosseini son tan sumamente altas después de dos novelas como Cometas y Mil soles que cuando lees esto no puedes evitar echar de menos, mucho, aquellas. A mí no me ha gustado. Se lee, pero no se queda. A ver que te parece a ti! Estoy ansiosa por saberlo ya. Ojalá tú le encuentres magia (y me digas donde está), porque yo no supe vérsela! Un abrazo enorme!

      • Pues te vuelvo a escribir cuando lo lea.. yo de este escritor tb tengo grandes expectativas.. espero no llevarme un chasco enorme como ya hice con el libro llamado “Bajo la hiedra” .. no existe libro que me haya decepcionado más.. ideas de Harry Potter entremezladas con Ursula K Le Guin.. tardaré un poco en leerlo porque estoy escribiendo poco a poco la segunda parte del Bosque Sin Luz, pero seguro que te comento mi opiniones de Hosseini!

  2. Pingback: Temblor | la Kriticona

  3. Ya me lo he leído.. tengo que decirte que está bien el libro aunque efectivamente me ha decepcionado un poco.. que es eso de contar las cosas deprisa y corriendo sin dar importancia?? nse para mi cuando Pari vuelve a Afganistan debería ser un momentazo increíble.. y lo cuenta en plan crónicas- sucesión de hechos sin más…

    • Estoy completamente de acuerdo contigo, Cristina. No sé, se supone que el climax del libro es ese reencuentro, pero pasa de puntillas sobre él, como si en realidad no fuera nada, ¿verdad? A mí me ha decepcionado bastante. Es que con este escritor tengo el listón muy alto y, quizá, si esta fuera una novela escrita por otro escritor pues dices, está bien, tiene un pase, pero aún sigo sin creerme que Hosseini haya sido capaz de escribir algo tan superficial 😦 Un besote!

      • Si.. efectivamente, la historia está bien pensada, pero le falta profundidad. Podría estar llena de emociones y sentimientos, buenos, malos, contradictorios.. y parece q ha escrito un suceso para un periódico.. y la madre-poeta.. ?? podría también desmembrarla.. y nada.. bueno esperaremos con ganas al próximo libro a ver si Hosseini vuelve a su esencia 🙂
        Un beso! Kristina

      • A mí la madre poeta y el tío me parecen lo mejor del libro. Eso y el cuento de inicio. Lo demás. El tema del niño hijo del tipo ese que fabrica armas (o lo que sea, porque ya no me acuerdo) no llegué a entenderla demasiado bien. Y la historia de la chica de la máscara, tampoco. Y eso que ésta última me gustó mucho, pero qué pintaba. Ay, no sé, a ver si en el próximo remonta. Ojalá porque es un fantástico relatador, pero este es un libro (para mí) fallido total 🙂 Un besoteeeeeeeeee

  4. La carta del tio es muy grande.. 🙂 , pero bueno ya veremos q camino sigue este escritor.. yo creo q cada escritor tiene su pequeño resbalón 🙂
    Bueno animo con tu blog q me encanta! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s